Le informamos de que este sitio web utiliza cookies propias (Cookies necesarias)y de terceros (Cookies analíticas)con la finalidad de permitir su funcionamiento (por ejemplo, gestionar la aceptación del uso de cookies), y para analizar el tráfico web.          ACEPTAR    |       Más información

English French Basque Catalan Galician
¿Alimentos de Plástico?

02/06/2017


PNUMA nos advierte que: para el año 2050 tendremos en nuestros platos a la hora de comer más plástico que peces.
Juguetes de plastico

Como hemos comentado en otros artículos de nuestro blog, la contaminación de plásticos en el mar es tal que ya está depositándose en el fondo del mar en el Polo Norte y lo más preocupante es que al no reciclar correctamente este tipo de desechos, acabarán en las mesas de los seres humanos, puesto que los micro-plásticos ya están penetrando en la cadena alimenticia.
Para hacernos una idea, en 1950, la población mundial era 2,5 billones de personas y producían 1,5 millones de toneladas de plástico, y en los datos de  2016, la población mundial es más de 7 billones de seres humanos y se  generan 300 millones de toneladas de plástico (anualmente).
La ONU, a principios de este año, declaró la guerra a la proliferación de plásticos en los océanos con la campaña #CleanSeas, donde se recomienda e insta a los gobiernos, las industrias y a las personas a que reduzcan al mínimo el empleo de envases plásticos, recicle y reutilice los productos de este material).
¿Qué soluciones encontramos? En otros artículos, los hemos comentado (Carreteras de tipo Lego, etc.). Pues bien, uno de los mayores descubrimientos han sido los “Gusanos Come plásticos”. Los científicos han descubierto que una especie de oruga que, normalmente ha sido criada para servir de cebo en la pesca, es capaz de degradar biológicamente el polietileno que contienen los plásticos.
 Este tipo de oruga (Galleria mellonella) suele vivir en las colmenas de las abejas a modo de parásito. ¿Cómo se descubrió? Por casualidad, Federica Bertocchini, una apicultora aficionada, descubrió que, tras limpiar sus panales, introducía parte de los gusanos de cera que se iba encontrando en bolsas de plástico. Tras un tiempo veía que las bolsas en las que había depositado los gusanos tenían multitud de agujeros.
Galleria Mellonella

Según los experimentos realizados posteriormente, estas orugas pueden eliminar  1.8 gramos de plástico en 24 horas. En comparación con otras bacterias que tardan en eliminar 0,13 mg de plástico en 24 horas.


Ahorremos trabajo a las orugas… seamos cívicos y reciclemos.

Compartelo
                                           
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
    ©2016 PREOCA Servicios Medioambientales S.L.
    info@preoca.com
   Todos los derechos reservados
   Aviso Legal
   Política de Privacidad
   Cookies